El Alto es una de las ciudades que más consume GNV en Bolivia