La red de carga de hidrógeno crecerá casi un 25% en el sur de California