Municipio español estrena primer punto de carga para autos eléctricos