El sector minero australiano acelera la transición del diésel al GNL