El estado australiano de NSW sumará este año su primer bus a hidrógeno