El bio-GNL y GNL sintético ofrecen camino viable a la descarbonización