China apuesta por la tecnología de inyección directa de alta presión