El gas natural es el combustible alternativo más utilizado en España