El gobierno egipcio financia la conversión de 2.000 unidades a gas