Proyectan que las ventas anuales de vehículos livianos a metano superen los 4 millones para 2023