Proyecto gallego generó suficiente biometano para recorrer 135.000 km