Una ciudad de Ohio proyecta convertir vehículos a GNV