Los gasoductos móviles de GNC ganan terreno en el Reino Unido