Empresa de reciclaje inglesa estrena camión alimentado con la basura que recoge