Más empresas británicas eligen flotas a gas para la distribución de alimentos