La ciudad checa de Ostrava ordena flota de 37 buses articulados a GNV