Los camiones F-650 y 750 saldrán de fábrica listos para su conversión a gas